Cefaleas

Los “dolores de cabeza” o cefaleas son uno de los trastornos más habituales del sistema nervioso, y son una de las causas más frecuentes de visita a la consulta de nuestro médico de familia. En la mayoría de los casos las cefaleas se conocen mal y no reciben un diagnóstico adecuado, cuyo tratamiento no va más allá de remedios caseros o consumo de analgésicos, los cuales pueden causar un efecto rebote y ser el origen de la propia cefalea si los tomamos en exceso.

Según la OMN (Organización Mundial de la Salud) la prevalencia mundial de la cefalea en adultos es del 50%, y es un trastorno que afecta por igual a personas adultas de todas las edades, razas, niveles de ingreso y zona geográfica. La cefalea no solo es dolorosa sino también incapacitante, un motivo de inquietud para la salud pública por el coste económico que representa para la sociedad por el número de horas de trabajo y descenso de rendimiento que ocasionan.

Existe una gran y completa clasificación de los tipos de cefaleas, diferenciados entre sí por los síntomas que ocasionan, causas, factores desencadenantes, etc. Las cefaleas más comunes son las migrañas o jaquecas y las cefaleas tensionales. Es ésta última la que más nos compete en el campo de la fisioterapia, es la forma de cefalea en la que más incidencia podemos tener con nuestros tratamientos porque guarda una íntima relación con respecto a las estructuras cervicales.

Según la Clasificación Internacional de Cefaleas podemos dividirlas a su vez en tres tipos:

  • Cefalea tensional episódica infrecuente (menos de 12 días por año).
  • Cefalea tensional frecuente (de 12 a 180 días por año).
  • Cefalea tensional crónica (más de 180 días por año).

Podemos determinar que la cefalea tensional es un dolor primario puntual que puede asociarse a situaciones de estrés o ansiedad que puede cronificarse debido a las adaptaciones o compensaciones musculares y articulares que generan de forma secundaria. Por tanto, el estado muscular y el componente postural entran en juego en gran medida, y muy frecuentemente encontramos diferentes puntos en común entre pacientes que presentan cefaleas tensionales crónicas:

  • Presentan un eje postural anteriorizado o una rectificación de la columna cervical que provoca una pérdida de la relación “malar-esternal”. La posición del cráneo se adelanta y rota posteriormente, cerrando así el espacio suboccipital y manteniéndose así por la acción isométrica continuada del músculo angular para mantener la mirada horizontalizada.
  • Puntos gatillos activos y latentes en musculatura del cuello, mandibular o masticadora y lateral del cráneo.
  • Desviación lateral mandibular con disfunción temporomandibular. Y en ocasiones disminución de la apertura bucal.

Una vez determinadas estas disfunciones, en Vital&Clinic contamos con todo un arsenal de técnicas de fisioterapia avanzada y un trabajo de neuro-acondicionamiento y psicología que nos ayudan no solo a superarlas, sino a corregirlas desde la base para lograr olvidarnos o minimizar al máximo el problema.

 

Rubén Díaz  Fisioterapeuta y Osteopata Estructural

Rubén Díaz
Fisioterapeuta y Osteopata Estructural

Rubén Díaz

Fisioterapeuta y Osteopata Estructural 

rdiaz@vitalclinic.es

Cefalea, dolores de cabeeza, fisioterapia Vital&Clinic

Categorías