¿Qué es el síndrome de sensibilización central?

Lo que se conoce como Síndrome de Sensibilización Central se define como el aumento de las señales dolorosas en nuestro sistema nervioso, produciendo una hipersensibilidad al dolor.

Para ello, primero explicaremos qué es el dolor, cómo lo procesa el sistema nervioso central y cómo este procesamiento se altera dando lugar a la SSC.

El “dolor” es una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada con una lesión presente o potencial. El dolor es el mecanismo de defensa de la lesión que se esté dando en cualquier parte del organismo en ese momento, nos advierte de una situación amenazante. Por ejemplo,  si ponemos el dedo encima de la llama de una vela nos producirá dolor, que nos avisará de que se produce una lesión y debemos apartar el dedo de la llama.

La SSC hace que nuestro cerebro esté en un estado de alerta permanente y reaccione de forma exagerada a los estímulos, incluso no dolorosos, y se magnifica así la información sensorial que nos llega del medio. La hiperexcitabilidad de las neuronas es el motivo por el que este síndrome se produce.

conexiones síndrome sensibilización central

Suele aparecer en periodos de estrés psicológico o físico fuerte. Las personas que padecen el Síndrome de Sensibilización Central coinciden en que el dolor es más intenso tras una pérdida, desequilibrios emocionales, problemas laborales o personales.  Cirugías, accidentes de tráfico y lesiones traumáticas aumentan las probabilidades de desencadenar el Síndrome de Sensibilización Central. Esta enfermedad suele producir una alteración desmedida del sistema endocrino, una parte importante para el funcionamiento de nuestro cuerpo.

¿Qué patologías presentan más comúnmente la sensibilización central?

Patologías propias del síndrome de sensibilización centralEl tratamiento del Síndrome de Sensibilización Central debe ser en todo momento multidisciplinar. Intervendrán en el tratamiento nuestro psicólogo, fisioterapeuta, nutricionista y recuperador funcional.

La característica principal del Síndrome de Sensibilización Central es la tendencia al negativismo, al que el dolor no va a desaparecer y a que ningún tratamiento será eficiente. La psicología irá enfocada a conseguir un equilibrio y bienestar en su estado anímico y cambiará la perspectiva de ver su dolor, para así conseguir una mejor calidad de vida.

Fisioterapia como paliativo para el SSC

El papel del fisioterapeuta es fundamental, ya que el dolor provoca cambios a nivel del sistema nervioso y del sistema musculo-esquelético. La fisioterapia se centrará en la reeducación del cuerpo, en los desequilibrios del tono muscular y en el control postural gracias a las tecnologías avanzadas, como la REDCORD. Sobre todo, la fisioterapia será importante para las personas que sufren fibromialgia.

El fisioterapeuta  y el psicólogo trabajarán codo a codo en la educación en el dolor al paciente, ya que una de las patologías fundamentales del Síndrome de la sensibilización central es la migraña. Todos sabemos lo molesta que es… Le explicaremos por qué está sucediendo su dolor, cómo le enseñaremos a modularlo y la importancia que tendrá la motivación del paciente para su recuperación.

La alimentación juega un papel fundamental en el tratamiento del Síndrome de sensibilización central, que como hemos visto está totalmente relacionado con el síndrome del colon irritable. Entendiendo que la expresión de la sensibilización central en cada paciente es muy diferente y característica, nuestro nutricionista propondrá para ellos una mejora y consejos dirigidos para cada uno.

La recuperación funcional intervendrá en los desequilibrios musculo-esqueléticos que se van desarrollando a lo largo de la patología. Además, muestra al paciente diferentes métodos para activación muscular en los que no tendrá dolor y podrá progresar en cada sesión disminuyendo los desequilibrios musculo-esqueléticos que presenta.

 

Quintero Fisioterapeuta en Vélez Malaga Vital&CLinic

Araceli Quintero

Fisioterapeuta

Recent Posts
dolor de espalda crónico en un pacientefibrosis quística tratamientos