Terapia médica

PRP plasma rico en plaquetas

¿En qué consiste el tratamiento de PRP: plasma rico en plaquetas ?

El tratamiento de plasma rico en plaquetas es una terapia que inicia, favorece y estimula el proceso de cicatrización. Y se consigue mediante la aplicación localizada (en la zona afectada) de plasma autólogo (la propia sangre del paciente) pero con una concentración suprafisiológica de las plaquetas.

Las plaquetas poseen en sus gránulos una gran cantidad de factores de crecimiento que son liberados cuando son activadas. Entre los más importantes destacamos PDGF, TGF-1, VEGF, FGF, EGF, Factor 4, angioproteinas y endotastinas. Aunque también son sustancias de interés en la cascada de reparación tisular la adenosina, histamina, serotonina y el calcio liberados de los gránulos densos.

 

La activación de todas estas moléculas estimula la curación de un tejido dañado, mediante procesos de angiogénesis, miogénesis, quimiotaxis, reclutamiento celular, entre otros.

¿Cómo se aplica el PRP, plasma rico en plaquetas?

Esta terapia médica se aplica en las roturas de tendones, tendinopatías crónicas, lesiones musculares, lesiones focales del cartílago, artrosis, lesiones de ligamentos y pseudoartrosis.

 

Con el objetivo de evitar perjudicar la salud del paciente, este tratamiento no es compatible con trombopenia, tratamientos anticoagulantes, cáncer, infección activa o embarazo.

¿Cuáles son las ventajas tiene el PRP?

Su uso está ligado a la liberación de Factores de Crecimiento Plaquetarios en el PRP.

  • Es un tratamiento sencillo, se realiza con tan solo una pequeña extracción de sangre del propio paciente.
  • Es un tratamiento seguro,  ya que al tratarse de un producto totalmente autólogo, evita cualquier riesgo de  transmisión de enfermedades infecciosas.
  • Y por último es un tratamiento eficaz con resultados apreciables en muy poco tiempo.