El dolor de rodilla, enfermedad de Osgood-Schlatter

Valora este artículo
[Total: 1 Average: 5]

¿Es solo un dolor de rodilla o la enfermedad de Osgood-Schlatter?

El dolor de rodilla es uno de los síntomas musculoesqueléticos más frecuentes en niños y adolescentes físicamente activos.

En este caso, la enfermedad de Osgood-Schlatter es un crecimiento de la protuberancia de la tibia, justo debajo de la rodilla, que se origina por la tracción repetida del tendón rotuliano sobre la espina tibial.

Esta tracción repetitiva da lugar a inflamación de la inserción del tendón en la tibia lo que provoca dolor después del ejercicio. En este caso, la inserción del tendón no es capaz de adaptarse a las tensiones diarias por su práctica deportiva. Si la irritación del tendón y la inflamación permanecen, provocará dolor durante el ejercicio, tras el ejercicio y en reposo.

rotula enfermedad Osgood-Schlatter

La incidencia es mayor en adolescentes varones de entre 10 y 15 años en periodo de crecimiento, que realicen actividades físicas con impacto como, por ejemplo, fútbol, baloncesto y/o voleibol.  Entre el 20 y el 30% de los casos son bilaterales, en ambas rodillas.

En la fase más aguda, el niño refiere dolor en la cara anterior de la rodilla, justo debajo de ésta, que le impide realizar su actividad y que incluso le duele en reposo. A la inspección visual y ecográfica se observa inflamación de la inserción del tendón y dolor a la palpación.

Se le recomendará reposo absoluto en su deporte habitual hasta remitir la inflamación. Para reducir la inflamación y el dolor se utilizará:

  • Electrolisis Percutánea Intratisular
  • Laser de alta potencia
  • Physiolab 
  • Ondas de choque

En una segunda fase, donde ya no hay dolor y la inflamación ha remitido, el objetivo del tratamiento será trabajo activo:

  • Aumentar la flexibilidad de la musculatura flexora y extensora de la rodilla
  • Disminuir la tensión del tendón rotuliano

En la última fase, previo al reinicio de la práctica deportiva, derivaremos a nuestra unidad de readaptación funcional y deportiva, donde nuestros readaptadores realizarán una valoración del estado actual del tratamiento y a partir de ahí pautarán un trabajo activo de propiocepción y potenciación progresiva que le pueda permitir volver a su actividad física previa. Además se realizará un seguimiento continuo para evitar cualquier tipo de recaída.

En fases muy avanzadas se opta por el tratamiento quirúrgico, debido a que hasta ahora no existía ninguna alternativa. Actualmente nuestro centro dispone de una última tecnología como es la resonancia magnética terapéutica (MBST), con la que conseguimos reducir en gran medida las posibilidades de cirugía y todo lo que conlleva, como el tiempo de recuperación.

El tratamiento de MBST permite una modulación biológica celular de la inserción del tendón y, en consecuencia, se adaptará a las constantes tensiones a las que se somete el mismo por la práctica deportiva.

Quintero Fisioterapeuta en Vélez Malaga Vital&CLinic

 

Araceli Quintero

Fisioterapeuta

Recent Posts
Ictus cámara hiperbáricaEnfermedad Haglund enfermedad de deportistas