Cualquier patología

tiene un tratamiento que mejora la calidad de vida

Nuestras terapias médicas

Ya sea para mejorar el rendimiento físico, paliar el dolor articular o favorecer la cicatrización, en Vital&Clinic apostamos por las terapias médicas más novedosas y efectivas. Hablamos de ellas.

Patologías

Ozono: propiedades analgéiscas y antiinflamatorias

 

La infiltración de ozono es sin duda uno de los tratamientos más eficaces para paliar el dolor crónico, como artrosis, artritis, hernias discales o bursitis. Esta terapia funciona mediante la estimulación del sistema inmunológico. Promueve la circulación periférica y oxigenación de los tejidos puesto que el ozono contribuye a la cesión de oxígeno por parte de la hemoglobina. En este sentido, produce una activación del metabolismo de los glóbulos rojos que mejora el suministro de oxígeno. Produce también la activación de las células inmunes del cuerpo, que libera citoquinas (interferones y las interleuquinas). Aumento y activación de los antioxidantes del propio organismo y de los secuestradores de radicales.

Es la técnica adecuada para mejorar el rendimiento físico y además de acortar la fase de regeneración.

Resultados y beneficios de esta terapia médica

 

La inyección de ozono es la terapia por antonomasia para paliar el dolor y las inflamaciones crónicas. Ayuda a regenerar y desinflamar músculos, tendones, ligamentos, discos intervertebrales y articulaciones.

 

Esta terapia médica no presenta efectos secundarios. Pero es importante saber que su uso está restringido determinadas situaciones como hipertiroidismo con nódulos activos, trombocitopenia, intoxicación alcohólica aguda, infarto agudo de miocardio, inestabilidad cardiovascular severa, estados convulsivos y en el embarazo.En cualquier caso, el equipo de profesionales de Vital&Clinic estudia de forma individual cada caso para asegurar un tratamiento efectivo y fuera de riesgos.

PRP: plasma rico en plaquetas

 

El tratamiento de plasma rico en plaquetas es una terapia que inicia, favorece y estimula el proceso de cicatrización. Y se consigue mediante la aplicación localizada (en la zona afectada) de plasma autólogo (la propia sangre del paciente) pero con una concentración suprafisiológica de las plaquetas. Las plaquetas poseen en sus gránulos una gran cantidad de factores de crecimiento que son liberados cuando son activadas. Entre los más importantes destacamos PDGF, TGF-1, VEGF, FGF, EGF, Factor 4, angioproteinas y endotastinas. Aunque también son sustancias de interés en la cascada de reparación tisular la adenosina, histamina, serotonina y el calcio liberados de los gránulos densos.

 

La activación de todas estas moléculas estimula la curación de un tejido dañado, mediante procesos de angiogénesis, miogénesis, quimiotaxis, reclutamiento celular, entre otros.

 

El tratamiento elegido por grandes deportistas

Que esta terapia esté ganando adeptos no es casualidad. Su rápida efectividad ha hecho que deportistas de la talla de Rafa Nadal o Crisitano Ronaldo se hayan recuperado rápidamente. En concreto, el tenista desde 2015 ha confiado en esta terapia para recuperar sus piernas y a día de hoy se encuentra en perfectas condiciones.

Y es que, sin duda, el plasma rico en plaquetas además de promover el crecimiento de los tejidos y la evidente recuperación de determinadas dolencias, previene también lesiones. Una terapia perfecta para el rendimiento deportivo y que sin duda acaba de arrancar.

En Vital&Clinic una vez más confiamos en la fisioterapia avanzada y hemos incorporado PRP a nuestros tratamientos obteniendo rápido resultados y mejorando de forma efectiva dolencias y lesiones.

La medicina y la fisioterapia son la combinación perfecta para resolver problemas acarreados por la práctica de deporte de alta intensidad. En este sentido, el plasma rico en plaquetas  empieza a convertirse en la terapia médica favorita.

¿Dónde se aplica PRP?

 

Esta terapia médica se aplica en las roturas de tendones, tendinopatías crónicas, lesiones musculares, lesiones focales del cartílago, artrosis, lesiones de ligamentos y pseudoartrosis.

 

Con el objetivo de evitar perjudicar la salud del paciente, este tratamiento no es compatible con trombopenia, tratamientos anticoagulantes, cáncer, infección activa o embarazo.

Ácido Hialurónico: mejorando la mecánica de la articulación

 

Ante articulaciones afectadas, la infiltración de ácido hialurónico es el tratamiento estrella. Se trata de un polisacárido que está presente en nuestras articulaciones actuando como lubricante para evitar fricciones en la movilidad.

 

Una terapia médica perfecta para el tratamiento de artrosis, artritis reumatoide, bursitis, gota, artritis psoriásica, artritis reactiva, tenosinovitis, fascitis, etc.

Mediante la inyección de esta sustancia en el líquido senovial, se promueve la formación endógena, aumentando la viscosidad del líquido sinovial e inhibiendo los mediadores de la inflación articular.

¿Cuáles son los beneficios del ácido hialurónico?

 

Actúa como lubricante entre los huesos que componen la articulación.

Acelera la regeneración del tejido gracias a sus propiedades hidratantes.

Fomenta la producción de colágeno natural en el organismo.

Efecto analgésico ayudando a calmar el dolor articular.

Protege, nutre y recupera el líquido sinovial que se encuentra en las articulaciones. Es importante, ya que disminuye el roce en el cartílago en la flexo-extensión articular.

Aporta elasticidad y flexibilidad articular.

 

En definitiva, los beneficiosos asociados con estos métodos de tratamiento son evidentes. Como decimos, predomina a disminución del dolor y del espasmo muscular, así como mejora de la función y la movilidad articular.