In Fisioterapia avanzada, Podología

¿Qué es la fascitis plantar?

En fisioterapia llamamos fascitis plantar a la zona tendinosa que permite la unión de la musculatura del pie con el hueso calcáneo, comúnmente llamado talón.

Cuando hablamos de fascitis, describimos una inflamación interna del tendón conjunto, y se pueden distinguir dos tipos de dolores muy frecuentes:

  • Dolor en la zona inferointerna del talón, tipo pinchazo, que es más fuerte en los primeros pasos del día, pero que se mantiene a lo largo del día.
  • Dolor en la misma planta del pie, ya que aquí lo que se inflama es el cuerpo muscular, algo menos frecuente, pero que también puede ocurrir y produce un dolor continuo y agudo, bastante limitante a la hora la marcha.

Dicho dolor mantenido en el tiempo va a más, puesto que se producen cambios negativos en la marcha del paciente, porque el cuerpo de manfascitis plantarera inconsciente busca una alternativa en la pisada con el objetivo de que disminuya el dolor, pero, por lo contrario, lo que ocurre son unos cambios nada beneficiosos para el mismo.

De esta manera, el tratamiento de fisioterapia para una fascitis plantar siempre debería ir de la mano de una valoración de la pisada con su correspondiente tratamiento, ya que si no arreglamos los cambios producidos en la marcha, hablaríamos de “la pescadilla que siempre se muerde la cola”, ya que aliviaríamos el dolor pero no solventaríamos el problema de origen.

¿Qué tipo de tratamientos realizamos para acabar con la fascitis plantar?

Uno de nuestros tratamientos estrella es la Electrólisis Percutánea Intratisular (EPI), con la cual obtenemos unos cambios de la estructura del tendón y una disminución de la inflamación de alrededor, consiguiendo de esta manera una disminución del dolor y la impotencia funcional del paciente.

Este tipo de tratamiento lo combinamos con dos cosas:

  • Neuromodulación Percutánea, una terapia invasiva con la cual conseguimos una inhibición/excitación del Sistema Nervioso buscando la disminución drástica del dolor y la contracción de cierta musculatura protectora de dicha lesión.
  • Terapia manual/Electroterapia, esta parte tiene un objetivo más conocido como es relajar la musculatura y la tensión más superficial para hacer desaparecer cierto dolor.

fascitis plantar tratamientosEn ocasiones, la fascitis plantar al implantarse durante mucho tiempo por dejadez del paciente, pasa a una fase más degenerativa que puede llegar a presentar microrroturas intrasustancia y calcificaciones intratendón, con lo cual necesitaremos un pasito más para recuperar dicha lesión.

Este pasito más del que hablamos es la terapia de Plasma Rico en Plaquetas (PRP), el cual consiste en una extracción de sangre del mismo paciente, centrifugación y posterior infiltración de la parte rica en plaquetas, cuya finalidad es la reparación y cicatrización del tendón afecto.

Como hemos comentado anteriormente, todo esto debería ir seguido de una valoración de la pisada y marcha de nuestro paciente, ya que no nos vale con quitar el dolor y la tensión, sino que después de esto debemos solucionar el problema de origen, y para eso contamos con Conchi, nuestra podóloga en Vital&Clinic.

¡No esperes más y soluciona ese dolor que te impide realizar tu deporte favorito!

«Todo lo que comentamos en este artículo esta basado en nuestras largas experiencias como profesionales»

 

Francisco Ruiz
Fisioterapeuta

Recent Posts
polea conicaCómo adelgazar largo plazo