La fisioterapia y ejercicio terapéutico ante la artrosis

La fisioterapia y ejercicio terapéutico antes de colocar una prótesis en cadera o rodilla es importante, ya que la enfermedad crónica musculoesquelética más frecuente es la artrosis, siendo la principal causa de discapacidad y limitación

Actualmente, la esperanza de vida es cada vez mayor, por lo que la proporción de personas mayores de 70 años está aumentando. El envejecimiento produce una serie de cambios en el sistema musculoesquelético que, junto a variaciones fisiopatológicas, va a favorecer la aparición de síndromes clínicos, afectando a la calidad de vida del paciente, con el consiguiente aumento del riesgo de caídas. La enfermedad crónica musculoesquelética más frecuente es la artrosis, siendo la principal causa de discapacidad y limitación en las actividades de la vida diaria (AVD) en personas mayores.

El tratamiento de la artrosis está constituido por un tratamiento conservador, farmacológico y quirúrgico. Actualmente, los objetivos del tratamiento están enfocados a medidas conservadoras como: reducir el dolor y la rigidez articular, mantener y mejorar el rango de movimiento (ROM), mejorar la calidad de vida, evitar la progresión del daño en la articulación y educar al paciente. Cuando la artrosis de cadera o rodilla cursa con dolor incapacitante crónico, deterioro funcional y deformidad conllevando a la disminución de las AVD y donde no ha funcionado ni el tratamiento conservador ni el tratamiento farmacológico, se procede a la colocación de una prótesis.

Se está introduciendo un tratamiento pre quirúrgico bajo el término de prehabilitación definido como “la mejora de la capacidad funcional de un individuo a través de la actividad física con el fin de soportar un evento estresante”. El objetivo principal de aplicar un programa de entrenamiento preoperatorio es incrementar las condiciones físicas del paciente para mejorar así su capacidad funcional, afrontar mejor las condiciones de estrés físico-mental que se produce como consecuencia de la cirugía y disminuir el tiempo de recuperación, donde la clave para conseguir este efecto es la realización de ejercicios físicos que produzcan en el organismo adaptaciones necesarias para mejorar su funcionalidad.

En Vital&Clinic utilizamos un programa de ejercicio neuromuscular para pacientes con artrosis de cadera o rodilla llamado NEMEX-TJR cuyos objetivos es mejorar el control sensorio motor y lograr una estabilidad funcional compensatoria. El entrenamiento que se realiza se divide en 3 partes:

  • Un calentamiento de 10 minutos sobre una bicicleta estática.
  • Un circuito de ejercicios con una duración de 40 minutos que comprende ejercicios de estabilización del core, ejercicios de orientación postural, ejercicios de fuerza muscular y ejercicios funcionales. Generalmente se realiza 2-3 series de 10-15 repeticiones. Cada ejercicio es personalizado a un nivel de entrenamiento según la función neuromuscular del paciente. El ejercicio debe ser progresivo.
  • Vuelta a la calma de 10 minutos, donde el paciente camina hacia delante y hacia atrás 10 metros en todas direcciones frente a un espejo y por último, estiramientos.

La evidencia científica actual afirma que la prehabilitación es eficaz después de la colocación de una prótesis, habiendo una mejora en la función de las AVD y en el ROM.

 

ANA HIERRO FISIOTERAPEUTA

Ana Hierro
Fisioterapeuta en Vital&Clinic

 

 

 

Recommended Posts
día internacional del linfedemaCervicobraquialgia Las lesiones más frecuentes tras sufrir un accidente automovilístico son las lesiones en el torso y en el cuello, o en extremidades en caso de motocicletas, según la DGT.