¿Puedo hacer deporte si estoy embarazada?

Los especialistas coinciden que practicar deporte si estás embarazada es sumamente beneficioso

Siempre que el embarazo se desarrolle con normalidad, no hay ningún motivo  para no realizar actividad física de manera habitual. Los expertos recomiendan la práctica de ejercicio por los beneficios que tienen durante la gestación:

  1. Mejora de la función cardiovascular
  2. Mejora la capacidad pulmonar
  3. Mejora la resistencia física
  4. Refuerza muscularmente la zona pélvica
  5. Menor riesgo de desarrollar diabetes gestacional
  6. Menor riesgo de sobrepreso en el embarazo
  7. Mayor elasticidad
  8. Ayuda con los síntomas normales como la fatiga, el insomnio, dolor lumbar, estrés, calambres…

Como vemos sobre el deporte si estás embarazada, los beneficios son muchos, pero hay algunos casos y determinados deportes que debemos evitar.

Están desaconsejados los ejercicios físicos de muy alta intensidad y duración, así como aquellos que produzcan un aumento importante de la temperatura corporal; cuando la embarazada tiene fiebre o la temperatura ambiental es muy alta no se debe realizar ejercicio físico.

Tampoco se debe realizar ejercicio si la futura madre padece de hipertensión, problemas cardiovasculares, abortos previos, embarazo múltiple, placenta previa o problemas de tiroides. Tu ginecólogo te indicará en cuáles de estos casos debes además guardar reposo.

Los deportes que no se deben realizar son los siguientes:

  • De impacto pélvico: Step, aerobox, box jumps…
  • De contacto: Judo, boxeo, artes marciales así como los colectivos (baloncesto, fútbol, balonmano…)
  • De alto riesgo: Esquí, snowboard, escalada, paracaidismo…
  • De elevado esfuerzo: Pesas, abdominales, halterofilia, gimnasia rítmica, ni aquellos que impliquen movimientos bruscos o con saltos.
  • Bajo el agua: buceo o submarinismo están desaconsejados.

Entre las actividades que sí se pueden realizar se encuentran el aerobic, andar, correr, bicicleta estática, actividades acuáticas y natación en piscinas que no contengan cloro, sobre todo se recomienda el yoga o el pilates especialmente pensados para embarazadas, como las que se imparten en Vital&Clinic.

Si aún tienes dudas cómo realizar los ejercicios aconsejados de manera correcta siempre puedes consultar a los expertos de Vital&Clinic.

Recent Posts
Efectos negativos bebidas energéticas