8 Cosas que debes saber sobre el cáncer de próstata si eres joven

El cáncer de la glándula prostática, que produce líquido contenido en el semen, es uno de los tipos más comunes de cáncer en los varones. El cáncer de próstata se produce normalmente en hombres mayores, el promedio de edad de diagnóstico es de 66 años, sólo un 10% de los hombres menores de 55 años desarrolla la enfermedad. Aun así los más jóvenes deben tener información sobre la enfermedad, las pruebas diagnósticas y el tratamiento en caso de desarrollarlo:

 

  1. 1. El cáncer de próstata de inicio temprano puede ser más agresivo.

Cuanto antes se desarrolle la enfermedad más agresiva suele ser. Las tasas de supervivencia del cáncer de próstata son elevadas, casi un 99%, es cierto que los jóvenes tienen que acudir al especialista a la mínima señal porque en su caso el índice de mortalidad es más elevado. Según un estudio publicado en Nature Reviews: Urology se pone de manifiesto que ciertos tipos de tumores se expanden más rápido y son más letales en hombres menores de 50 años.

 

  1. 2. Los antecedentes familiares afectan el riesgo.

Existe un importante factor genético en el desarrollo del cáncer de próstata en hombres jóvenes. Variantes en genes como el BRCA2 o BRCA1 marcan el riesgo, igual que ocurre con el cáncer de mama. Jóvenes que tienen un padre o hermano que lo ha desarrollado a edad temprana tiene más riesgo de desarrollarlo.

 

  1. 3. Los síntomas tienden a mostrarse más tarde.

Por lo general, el cáncer de próstata en edad temprano no causa ningún síntoma. Con cánceres más avanzados se desarrollan problemas urinarios, por defecto o por exceso, sangre en la orina o la disfunción eréctil pueden ser síntomas de este tipo de tumor. Consulta con un médico si, aun siendo joven, notas alguno de estos síntomas.

 

  1. 4. Las pruebas diagnósticas son sencillas

Con un simple análisis de sangre se pueden detectar índices anormales causados por el tumor, un examen urológico para detectar áreas anormales o bultos en la próstata, también puede ser parte de la evaluación. Existe controversia entre la edad a la que un hombre debe empezar a realizarse este tipo de exámenes médicos, lo ideal es a partir de los 50 años, pero si hay antecedentes familiares lo ideal es realizarlo de forma periódica desde joven.

 

  1. 5. La calvicie está vinculada a un riesgo ligeramente mayor.

Según un estudio publicado en revista American Journal of Epidemiology, los hombres con calvicie pueden tener un riesgo ligeramente mayor de desarrollar cáncer de próstata. El riesgo aumenta sólo en un 2% con lo que la calvicie relacionada con los niveles de hormonas masculinas no es un signo que deba alarmar a los hombres con poco pelo.

 

  1. 6. La edad puede afectar a la elección del tratamiento.

La quimioterapia, la radiación y la cirugía son los pilares del tratamiento del cáncer de próstata, otros tratamientos incluyen la terapia hormonal. Atendiendo a la edad del paciente, el oncólogo recomendará la opción de tratamiento más adecuada para eliminar el tumor y mitificar las secuelas lo máximo posible.

 

  1. 7. El estilo de vida cuenta.

Cuando hablamos de la prevención del cáncer de próstata, el estilo de vida debe ser el mismo que para reducir los riesgos generales del cáncer en general y de las enfermedades coronarias. Un estilo de vida saludable, alimentación adecuada y vida activa con ejercicio físico es el baluarte para una vida sana y con el menor riesgo de enfermedad posible.

 

  1. 8. El tratamiento puede conllevar el desarrollo de un linfedema

Los hombres sometidos a un tratamiento oncológico también están en riesgo de desarrollar un linfedema, hinchazón excesiva relacionada con un bloqueo o mal funcionamiento del sistema linfático. El tratamiento como la cirugía del cáncer de próstata, la quimioterapia o, incluso la radioterapia puede provocar esta inflamación crónica de las piernas o de la parte inferior del cuerpo. En el caso de desarrollar un linfedema secundario por esta causa lo indicado es ponerse en manos de un fisioterapeuta especializado en la patología para reducir el edema lo antes posible y utilizar las medidas de contención adecuadas.

En Vital&Clinic contamos con una Unidad de Fisioterapia Oncológica y Linfedema con un equipo de profesionales especializados es la recuperación y en la disminución de las secuelas producidas por el tratamiento del cáncer como puede ser el dolor, la falta de movilidad, el linfedema, las cicatrices, etc.

Recommended Posts