¿En qué consiste la menopausia?

La menopausia es un proceso natural que suele aparecer en la edad media de 48 años.

Este proceso ocurre cuando los ovarios de la mujer dejan de producir óvulos y el cuerpo empieza a segregar menos hormonas femeninas (estrógenos y progesterona).

En cada mujer la experiencia es diferente no todas padecen los mismos síntomas, además de que influyen diferentes factores como es la edad, la cultura, historial ginecológico, etc.

¿Sabías que en mujeres obesas la menopausia se retrasa debido a que la grasa puede producir estrógenos?

¿Cuáles son los síntomas y los cambios más comunes que acompañan este proceso?

  • Sofocos y sudoración durante la noche.
  • Insomnio.
  • Irritabilidad de la piel produciendo sequedad.
  • Ansiedad.
  • Cambios de humor.
  • Cambios a nivel óseos.
  • Dolor articular.
  • Problemas cardiovasculares.

Llegando a producir incluso problemas metabólicos, de ello la importancia de llevar a cabo una buena alimentación y la realización regular de actividad física, ya que puede darse el caso de un aumento de peso considerable debido a la ralentización del metabolismo y aumento de la grasa corporal, destacando la zona del abdomen y caderas.

 

Recomendaciones en temas de nutrición ante la menopausia

Cuidar nuestra nutrición ante la menopausia es imprescindible para que no ocurra un incremento de peso, para ello es necesario:

  • Alimentación rica en calcio: productos lácteos, hortalizas de hojas verdes, salmón.
  • Consumir alimentos ricos en vitamina D: pescado azul, huevos, arroz integral.
  • Limitar el consumo de hidratos de carbono.
  • Aumentar la ingesta de frutas, verduras, hortalizas, legumbres (al vapor, hervidas, al horno, en crudas incluso en forma de purés).
  • Reducir la ingesta de alimentos grasos.
  • Reducir las bebidas con gas y azúcar, así como las bebidas alcohólicas y café.

Recomendaciones para evitar el dolor articular tras la menopausia

Numerosos estudios aseguran que el 80% de las mujeres padecen dolor articular, por ello la importancia del consumo de sustancias ricas en calcio y vitamina D.

  • Controlar el peso de manera regular.
  • Evitar el uso de calzado con tacones.
  • Realizar ejercicio a diario para fortalecer la musculatura, quemar calorías y reforzar el hueso y articulaciones.

¡Todo ello acompañado de optimismo, será mucho más fácil para superar esta nueva etapa!

Además en nuestro centro podremos ayudarte en diferentes ámbitos como puede ser la nutrición, la actividad física y tratamientos para proteger las articulaciones y reducir el dolor.

 

Julia Yuste Auxiliar Vital&Clinic

Julia Yuste
Auxiliar de enfermería

Recent Posts
combatir sedentarismo