Síndrome del túnel del tarso

El llamado síndrome del túnel carpiano es el más conocido entre otras patologías, este es producido por la compresión del nervio mediano a nivel de muñeca. Sin embargo, en el tobillo tenemos una patología similar, dando nombre al síndrome del túnel del tarso.

¿En qué consiste el síndrome del túnel del tarso?

El túnel del tarso es un canal osteofibroso en la zona interna del tobillo, limitado por el maléolo interno y el tubérculo del hueso calcáneo, por este canal discurre el nervio tibial posterior, paquete vascular, tendón del tibial posterior, flexor del primer dedo y flexor largo de los dedos.

Este síndrome se produce por la compresión del nervio tibial en el retináculo de los flexores. Las causas son varias: entre algunas de ellas tenemos la tenosinovitis de los tendones flexores de tobillo, esguinces de tobillo, artritis reumatoide, fibrosis, quistes, gangliones, fracturas, pie plano valgo, edema por estasis venosa…

¿Cuáles son los síntomas que causan el síndrome del túnel del tarso?

  • Dolor retro maleolar que se va extendiendo desde la parte interna del talón hasta los dedos.
  • Adormecimiento/hormigueo en la planta del pie que aumenta al caminar y disminuye con el reposo.
  • Disminución o pérdida de sensibilidad.
  • Debilidad muscular.

El abordaje fisioterapéutico que usaríamos para el tratamiento del dolor sería la descompresión del nervio tibial posterior actuando sobre la causa, después se procederá a recuperar el movimiento funcional del tobillo.

Por la sintomatología, suele confundirse con fascitis plantar, por ello un buen diagnóstico es importante a la hora de tratar esta patología. En Vital&Clinic contamos con un sistema ecográfico, el cual nos va a dar una información muy fiable del estado de las estructuras que transcurren por el túnel y, por tanto, podremos evaluar de forma eficaz dicha patología.

 

sindrome tarso carpiano vital&clinic

En cuánto al tratamiento, va a depender del estado en el que se encuentre el paciente, para empezar se debe dar cese a la actividad deportiva (en el caso de ser deportista), más tarde se hará tratamiento osteopático si la lesión es debido a un desequilibrio estructural del pie.

Si los tendones están afectados se usará la electrólisis percutánea, acompañada de tecnologías como el Láser,  VacuSport, con el fin de bajar inflamación. Si la sintomatología no revierte, se procederá a tratamientos médicos como infiltraciones de corticoides u ozonoterapia, con los que contamos en nuestro centro.

Como complemento se necesitará la corrección de la biomecánica del pie, ya que en estas patologías son frecuentes el pie plano.

Para finalizar, se volverá a recuperar el estado funcional del tobillo y el pie en nuestra área de recuperación funcional, con el fin de mejorar completamente el túnel del tarso.

 

ANA HIERRO FISIOTERAPEUTA

 

Ana Hierro

Fisisoterapeuta

Recent Posts
artrosis tratamiento vital&ClinicTecnología Redcord tratamiento fisioterapeútico Vital&Clinic