La importancia de la alimentación en la lactancia

La alimentación en la lactancia es muy importante ya que se produce un incremento generalizado de los requerimientos nutricionales maternos. A lo largo de la gestación se van acumulando nutrientes y energía que serán utilizados posteriormente para compensar las necesidades extras que supone para la madre producir un volumen adecuado de leche.

Recomendaciones generales para alimentación en la lactancia

Alimentación en la lactancia

  • El número de ingestas debe de oscilar entre 4-6 tomas, sin que las comidas resulten voluminosas. Se recomienda aumentar el consumo de lácteos y frutas.
  • Beber al menos 1.5-2 litros de agua al día, además podemos tomar zumos naturales, infusiones o caldos de verduras.
  • Llevar a cabo una dieta rica verduras, hortalizas y frutas para cubrir las necesidades hídricas.
  • Evitar ciertos alimentos que pueden modificar el sabor de la leche, como puede ser las coles, cebolla, alcachofa, espárragos, puerros, pimientos, ajos, pimentón, mostaza, tabasco, etc.
  • Evitar el consumo de bebidas estimulantes, ya que pueden producir alteraciones al niño.
  • Evitar la ingesta de alcohol y tabaco.
  • Los medicamentos, suplementos y alimentos enriquecidos pueden pasar también a la leche, por ello deben de tomarse siempre bajo supervisión médica.

 

En resumen:

  • Aporte de energía: Suplemento de 500 kcal/día, para compensar el gasto energético de la producción de la leche.

 

  • Ingestas: 4-6 veces al día.

 

  • Fibra: Para evitar el estreñimiento, consumo de verduras, legumbres y cereales integrales.

 

  • Agua: 1.5-2 litros al día, además de consumir alimentos con alto contenido en agua.

 

Beneficios de la lactancia materna a la madre

La lactancia presenta importantes beneficios tanto para el bebé como para la madre, en los que cabe destacar:

  • Una mejor y más rápida involución uterina.
  • Recuperación hemática por ausencia de la menstruación.
  • Eliminación más rápida de los depósitos, por aumento del gasto de calorías en la producción de la leche.
  • Disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama y/o ovarios.
  • Aumenta la relación afectiva madre-hijo.
  • Disminuye la depresión postparto, incluso puede aumentar la autoestima de la madre.
  • Además, la leche materna puede congelarse, sin perder sus propiedades.

 

Si quieres aprender a alimentarte correctamente durante el embarazo y la lactancia, en el Centro de Vital&Clinic estaremos encantadas de poder guiarte durante esta etapa tan especial.

 

Julia Yuste Auxiliar Vital&Clinic

Julia Yuste
Técnica de Nutrición y Dietética

Recent Posts
patologías de hombro