¿Sientes un dolor intenso en la cara?

La sensación es parecida, en ocasiones, a unas punzadas en la mitad de nuestro rostro. Si tu respuesta es afirmativa es posible que estés frente a una neuralgia del trigémino.

Hablando técnicamente, se trata de una disfunción del quinto par craneal o nervio trigémino, el responsable de enviar información sensitiva de nuestra cara al cerebro y además, se ocupa de controlar los nervios que intervienen en el proceso de masticación.

Es por esto que determinados movimientos faciales pueden activar el dolor. Por ejemplo, masticar, hablar, peinarse e incluso cepillarnos los dientes. No olvidemos que a pesar de esto, el dolor puede aparecer de forma espontánea sin estar motivado por ninguna de estas acciones. 

Existen diferentes teorías para saber qué propicia este dolor intenso en la cara. En algunos casos se trata de un vaso sanguíneo que presiona el nervio trigémino, en otros casos tumores o esclerosis múltiple y en otras ocasiones, la causa es desconocida.

Neuralgia del trigémino: dolor crónico intermitente

Aunque se trata de un dolor crónico, sus inicios pueden ser intermitentes y suframos ataques ligeros y leves. Sin embargo, esta enfermedad puede progresar y provocar episodios de dolor cada vez más frecuentes e intensos. 

Es una dolencia que aparece con más frecuencia en mujeres y afecta, sobre todo, a personas mayores de 50 años. 

Síntomas más frecuentes

  • Episodios de dolor grave, agudo o punzante el cual puede percibirse como una descarga eléctrica.
  • Ataques espontáneos de dolor o ataques desencadenados por acciones como tocarse el rostro, masticar, hablar o cepillarse los dientes.
  • Dolores que duran desde unos pocos segundos hasta varios minutos.
  • Ataques de dolor que pueden durar días, semanas, meses o más (algunas personas atraviesan períodos sin dolor).
  • Una sensación de ardor, un dolor constante, que puede ocurrir antes de que se transforme en el dolor espasmódico característico de la neuralgia del trigémino.
  • Está enfocado en un solo lugar o que puede que este dolor se disemine en un patrón más amplio.
  • Dolor en las zonas inervadas por el nervio trigémino, como la mejilla, la mandíbula, los dientes, las encías, los labios o, con menor frecuencia, los ojos y la frente.
  • Este dolor afecta un solo lado del rostro a la vez, pero en raras ocasiones puede afectar ambos lados del rostro.
  • Con el tiempo estos ataques se hacen más frecuentes e intensos.

La solución en Vital&Clinic

En Vital&Clinic tenemos la solución para paliar las molestias ocasionadas por esta dolencia. La osteopatía, en esta ocasión, se convierte en la principal herramienta. Se trata de una rama de la fisioterapia que confía en las propias manos para aliviar molestias y prevenir futuros ataques. 

Las suturas craneales son nuestro secreto para combatir las neuralgias. A través de terapia fascial y trabajo craneocervicomandibular, tratamos la cabeza, cuello y mandíbula para evitar estos intensos dolores.

Se trata de técnicas de fisioterapia avanzada que se convierten en tratamiento específico contra esta patología. Y es que, en Vital&Clinic nuestro equipo de profesionales se mantiene en constante formación y actualización para poder ayudar a cada paciente de forma específica y conseguir paliar los dolores que causan cualquier tipo de dolencia. 

 

Francisco Ruiz Fisioterapeuta

Francisco Ruiz

Fisioterapeuta

Recent Posts
escoliosis infantil