Fisioterapia Obstétrica

La fisioterapia obstétrica o fisioterapia para embarazadas constituye otra parte de suma importancia dentro de la rama de la fisioterapia, centrándose en el tratamiento de la mujer y su entorno en todo lo relacionado con el embarazo, parto y postparto.

 

Durante el embarazo se produce una disminución del tono perineal debido al aumento de estrógenos, progesterona y relaxina, al aumento de peso materno y al estreñimiento.

En el postparto se producen:

  • Lesiones musculares por desgarro o episiotomía, desinserciones y sobreestiramiento.
  • Lesiones conjuntivas en ligamentos y fascia pélvica. Incontinencias y prolapsos.
  • Lesiones nerviosas del nervio pudendo y de la rama 2º a la 4º sacra por compresión, uso de instrumental durante el parto o por tracción.

Prevención:

Durante el embarazo:

  • Corrección postural.
  • Programa de ejercicios preparto.
  • Programa de ejercicios de suelo pélvico.
  • Evitar el estreñimiento y enseñar mecánicas defecatorias.
  • Masaje perineal para la prevención del desgarro.
  • Ejercicios para la dilatación.

En el parto: Se enseña la postura del parto y el pujo fisiológico.

En el postparto:

  • Exploración del abdomen y del suelo pélvico.
  • Valoración articular de la pelvis y el coxis.
  • Reeducación abdomino-pélvica.

El papel del Fisioterapeuta en el embarazo:

Gimnasia preparto para romper el círculo miedo-tensión-dolor, para reducir las molestias y las secuelas del postparto y preparar para la dilatación y el expulsivo.

Los objetivos de la gimnasia preparto son:

  • Mejorar la postura.
  • Preparar los miembros superiores para las demandas del bebé.
  • Preparar la musculatura para las demandas de la lactancia.
  • Preparar los miembros inferiores para el aumento de peso.
  • Preparar el suelo pélvico.
  • Mantener las funciones abdominales y prevenir la diástasis.
  • Estimular el trabajo cardiovascular.
  • Prevenir algias.

Evitar el estreñimiento.

Masaje perineal para preparar la musculatura del suelo pélvico para el parto y evitar el desgarro.

Ejercicios facilitadores de la fase de dilatación:
Aprender posturas con la colaboración de la pareja para aumentar la oxitocina, la movilidad de la pelvis y técnicas de disminución del dolor mediante suspensión y tracción.

Entrenamiento del pujo fisiológico y posturas facilitadoras del expulsivo.

El papel del Fisioterapeuta en el postparto imnediato:

  • Disminuir el dolor, mejorar la circulación, evitar el estreñimiento y prevenir la mastitis mediante el drenaje línfático manual.
  • Favorecer la cicatrización.
  • Corrección postural.
  • Estabilización lumbo-pélvica.
  • Proteger el suelo pélvico en actividades de hiperpresión.

El papel del Fisioterapeuta en el postparto tardío:

Desde la cuarentena:

  • Disminuir el dolor mediante terapia manual, diatermia, láser.
  • Corrección postural.
  • Tratamiento de cicatrices de episiotomía o cesárea con láser y phisium.
  • Ejercicios de propiocepción.
  • Fortalecimiento de la musculatura del suelo pélvico en posturas facilitadoras.
  • Fortalecimiento abdomino-pélvico mediante hipopresivos.

A partir del tercer mes:

  • Trabajo de la musculatura del suelo pélvico.
  • Fortalecimiento del suelo pélvico mediante ejercicios de pilates e hipopresivos.
  • Coactivación de la musculatura del suelo pélvico y la musculatura superficial.

En lesiones musculares el objetivo de la fisioterapia es conseguir el reclutamiento del mayor número de fibras musculares sanas, corregir alteraciones funcionales como fibrosis, contracturas e hipotonías.

En las lesiones conjuntivas el objetivo de la fisioterapia es la recuperación tras la cirugía.

En las lesiones nerviosas el objetivo de la fisioterapia es realizar un programa completo de reeducación perineal.

 

Belén González Fisioterapeuta en Vélez Malaga Vital&CLinic

Belén González
Fisioterapeuta

Recent Posts
laser de alta potenciaSuelo pélvico