Cólico del lactante

 In fisioterapia pediátrica, Noticias

En el post de este mes vamos a hablar sobre algo muy común en nuestros pequeños como es el cólico del lactante.

A consulta vienen varias veces papás y mamás para ver si el niño/a tiene algo que se les escape de las manos, porque encuentran a los bebes muy agitados, con un llanto muy brusco, que se encogen mucho con los brazos y piernas, etc. Todos estos síntomas son muy comunes en el cólico del lactante, aunque no se puede diagnosticar a la ligera, hay que ir siempre a un profesional para descartar otras posibilidades como alguna alergia alimentaria, problemas digestivos más severos, etc.

Una vez diagnosticado nuestro bebé, debemos de saber que podemos acudir a un fisioterapeuta que realice y nos enseñe unas maniobras muy sencillitas de masajes para calmar esos dolores.

Es verdad que este proceso en nuestro bebé no durará eternamente, normalmente el cólico del lactante está presente en los primeros 4 meses de vida  (comenzando en la segunda o tercera semana desde el nacimiento) y puede alargarse hasta los 6 meses, pero con dichas maniobras vamos a poder calmar la mayor parte del dolor de nuestro pequeño para darle tranquilidad y tener un poquito de tranquilidad también en casa.

Vamos a mencionar brevemente las maniobras usadas en mi caso. Como en todo, hay varias maneras de hacer dichos masajes, aunque son todas muy parecidas. Pero como dice el dicho, cada maestrillo tiene su librillo. Yo suelo usar 4 maniobras:

  1. Barridos en vertical: vamos a colocar las manos sobre el abdomen del bebé, ejerciendo una presión suave pero firme. Y barremos desde debajo de las costillitas hasta la parte baja del abdomen, siempre desde la parte superior hacia abajo.
  2. Pulgares combinados: vamos a colocar las manos en el abdomen del bebé y haremos pasadas con los pulgares como cuando estamos alisando un mantel combinando primero el pase de un pulgar hacia derecha y seguido el otro hacia izquierda.
  3. Agujas del reloj: pondremos las manos en el abdomen y vamos a ir haciendo pasadas alternando las manos dibujando un círculo en la barriga en el sentido de las agujas del reloj.
  4. Bombeo de piernas: cuando hacemos varias pasadas de cada paso vamos a coger las piernas del bebé y a flexionarlas hacia el tronco y estirarlas varias veces. Y luego podemos comenzar otra vez con el primer paso.

Hay otra opción en los pasos si vemos que el bebé lo tolera bien que es el paso de “I Love YoU” nos quedaremos con las letras I, L, U para dibujarlas en el vientre del bebé. Sería, primero dibujamos la I en el costado izquierdo, luego la L invertida haciendo una línea horizontal por debajo de las costillas y luego pasando por la línea que hemos hecho en la I y por último se hace una U invertida.

Como he comenzado explicando a consulta han venido varios papas con niños con cólico del lactante y la verdad que los resultados han sido bastante buenos, en general, el resultado es devolver la calma al niño y aliviar en una gran medida esos dolores. La media más o menos está en unas 4 o 5 sesiones, más la colaboración de los papas y mamas en la casa que siempre es lo más importante.

CASO PRÁCTICO

Uno de mis últimos casos ha sido con una pequeña que me toca muy de cerca, mi prima. La llamaremos AL, tiene 2 mesecitos y su mamá estaba un poco preocupada porque la peque lloraba muy desesperada, se encogía mucho y me comentaba que cuando estaba en brazos se calmaba, pero sólo cuando se cogía de una manera muy peculiar decía (bebé boca abajo con el brazo puesto a lo largo del cuerpo), es decir, cuando ese brazo ejercía una presión suave sobre su abdomen, y la mecía ya que hacía una especie de bombeo que favorecía el movimiento de dichos gases y favorecía su expulsión.

Tras explicarle esto a la mamá comenzamos a hacer nuestra sesión, en la cual le enseñé los pasos de la maniobra y lo hicimos en consulta. Volvimos a citarnos en una semana, pero durante la semana al poder tener ese contacto diario me comentaba lo calmada que encontraba a nuestra pequeña desde que le hacía estos masajes.

AL estuvo conmigo unas 4 semanas y puedo asegurar que hoy en día está hecha una campeona y duerme tanto ella como los papas muy tranquilos.

 

Bueno espero que os haya gustado mi pequeño consejo y pronto traeré otros consejos de cositas comunes en nuestros pequeños que nos servirán de gran ayuda.

 

Fisioterapia Pediátrica

 

 

 

María León
Fisioterapeuta en Vital&Clinic
mleon@vitalclinic.es

Recommended Posts
ATM