Tras una caída sobre la mano es habitual sentir dolor en muñeca y antebrazo pero,

¿Cómo sé cuándo debería sospechar de una fractura de cúbito y/o radio?

En primer lugar, ante cualquier accidente medio / grave es imprescindible acudir a un profesional de la salud para que valore tu caso y en caso necesario realice las pruebas oportunas, como por ejemplo una radiografía o una resonancia magnética.

Por otra parte, además del dolor que ya hemos mencionado, los síntomas más comunes de una fractura de cúbito y/o radio estos huesos son:

  • Deformidad de codo, antebrazo o muñeca.
  • Dolor al tocar la zona.
  • Inflamación.
  • Incapacidad de girar el antebrazo.
  • Adormecimiento de antebrazo y mano.

Sin embargo, en algunas ocasiones lo que se produce es una fisura de cúbito y/o radio, donde estas sensaciones serán más leves.

Ahora te preguntarás: ¿cuál es la diferencia entre fisura y fractura?

Pues bien, en la primera lo que ocurre es que se pierde la continuidad del hueso, como si tuviera un arañazo profundo, pero no existe riesgo de romperse y no suele necesitar inmovilizarse, en cambio en la fractura sí hay una rotura completa y tiene riesgo de dañar zonas cercanas a ella.

Teniendo en cuenta esta información, el tratamiento será elegido en base al tipo de fractura y grado de desplazamiento, cuánto está de roto y cuánto de peligroso es.

En resumen:

  • En fracturas leves solo se requerirá de una férula o un yeso, y la zona se inmoviliza 3-4 semanas.
  • Si la fractura es más severas tal vez haya que manipular los huesos para alinearlos sin cirugía o haya que reducirlos mediante operación, en cualquier caso, los tiempos se aumentan a las 6-10 semanas.

Desde la fisioterapia podemos agilizar este proceso de recuperación con agentes físicos como el láser y la magnetoterapia, si bien es cierto que tras los avances en medicina contamos con dos equipos que aceleran la recuperación en mucha mayor medida:

  • Resonancia magnética terapéutica MBST: las ondas magnéticas producen reactivación a nivel celular en los tejidos que están dañados.
  • OHB Cámara hiperbárica: el oxígeno al 100% de concentración (cuando en al aire está al 21%) junto al aumento de presión hacen que el cuerpo se “llene” de oxígeno, aportando todo lo necesario para la recuperación.

Ante cualquier pregunta, no dudes en acudir a nuestro centro y te informaremos sobre el tratamiento que mejor se adapta a tu patología y necesidades.

 

Ana Campos fisioterapeuta

Ana Campos
Fisioterapeuta

Recent Posts
Espondilosis qué es y como trataarloterapias para lesiones